Menú principal

Se encuentra usted aquí

El Parlamento Europeo garantiza la igualdad de condiciones entre pescadores europeos y extranjeros de atún del Atlántico

Miércoles, 4 Octubre, 2017

Estrasburgo, 4 de octubre 2017.- El Parlamento Europeo ha dado su visto bueno a un nuevo acuerdo con el Consejo y la Comisión, e impulsado desde la Eurocámara por el eurodiputado Gabriel Mato como ponente, que permitirá establecer la igualdad de condiciones para todos los barcos, tanto de la Unión Europea como de terceros países, que operen en una misma zona.

Durante el debate previo a la aprobación del texto, que se refiere a la aplicación del Convenio de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), el diputado palmero destacó lo crucial que es “garantizar condiciones idénticas para todos en la misma zona donde las flotas europeas compiten con flotas extranjeras si queremos contar con la confianza de los pescadores”.

Entre algunos de sus puntos más destacados, el texto aprobado recoge la petición a la Comisión Europea para que realice las gestiones necesarias con el fin de extender la prohibición del trasbordo en el mar a todas las aguas, una práctica prohibida para los barcos de la UE en aguas de la propia Unión, pero no para los de terceros países, y que, según subrayó el propio Mato, “es una de las principales causas de la pesca ilegal a nivel mundial”.

“Es imprescindible desplegar todos los esfuerzos para exportar los estándares europeos de sostenibilidad a las flotas de terceros países”, puntualizó el eurodiputado canario durante su intervención en el Pleno.

Asimismo, el informe subraya la necesidad de prestar una atención especial a la pesca tradicional y artesanal, y de ofrecer incentivos a los pescadores de atún rojo y pez espada de la UE, y por tanto a los canarios, que emplean técnicas respetuosas con el medio ambiental.

 

Descontento por las cuotas en el Mediterráneo

Durante su intervención en el Pleno del Parlamento Europeo, Gabriel Mato también expresó su preocupación por el hecho de que la Comisión Europea no haya presentado aún un plan de recuperación plurianual del pez espada en el Mediterráneo, “que es una especie icónica y cuyas existencias están en muy mal estado”.

“Vamos a trasponer unas medidas que hoy son obsoletas y anticuadas, lo que conduce a la inseguridad jurídica para los operadores”, explicó Mato, quien solicitó a Bruselas que tome medidas al respecto.

El Parlamento Europeo ha adoptado una Declaración en la que insta a la CE a que trasponga las medidas decididas el año pasado en ICCAT, a que reconozca la dimensión socioeconómica de las pesquerías mediterráneas a pequeña escala y la necesidad de un enfoque gradual y flexible en su gestión. “Para que el plan de recuperación de esta especie tenga éxito, los países vecinos no pertenecientes a la UE tienen que realizar también esfuerzos especiales”, señaló el diputado.

Por otro lado, Gabriel Mato también mostró su descontento por la última decisión del ICCAT sobre la fijación de cuotas de pez espada en el Mediterráneo, al no tenerse en cuenta que los barcos que se dedican a esta pesca son los mismos que se dedican a la pesca de atún rojo.

“Mientras se reducen, seguramente con razón, las cuotas del pez espada, no aumentan las de atún rojo cuando se ha demostrado que esta especie se ha recuperado. No debemos olvidar que los stocks de atún rojo están en buen estado hoy gracias a las medidas tomadas, pero también a los sacrificios del sector. Es importante imponer medidas estrictas cuando sea necesario, pero igualmente lo es recompensar a los pescadores por sus esfuerzos.”

Por todo ello, Gabriel Mato pidió que en la próxima reunión del ICCAT en noviembre, en la que participará en nombre del Parlamento Europeo, se establezca “un aumento muy notable de las cuotas y también una distribución más equitativa teniendo en cuenta a los barcos pequeños y a los barcos artesanales, que son mucho más respetuosos con el medio ambiente”.

 

 

Video de la intervención de Gabriel Mato:

https://youtu.be/lEB0MsamORw

 

Contacto | Grupo PPE