Bruselas, 20 de octubre 2020.- El eurodiputado del Partido Popular Gabriel Mato ha asegurado esta mañana que la reforma de la Política Agraria Común que empieza a votarse esta tarde en el Parlamento Europeo no responde a las necesidades del sector primario de Canarias.

“Esta no es la PAC que necesitan los agricultores y los ganaderos de las Islas; no es la que esperan, ni siquiera la que les conviene y merecen”, ha afirmado Mato. Durante su intervención, el diputado palmero ha llamado a la Eurocámara a reflexionar sobre si esta nueva reforma de la Política Agraria Común “realmente protege el duro trabajo de quienes, pese a tantas dificultades, siguen cultivando la tierra; de quienes no saben cómo hacer frente a la escasez de agua, por ejemplo, y de quienes viven en las zonas más desfavorecidas”. Asimismo, ha animado al resto de eurodiputados a plantearse seriamente si esta PAC “promueve el empleo agrario y el relevo generacional, y anima a los jóvenes a dedicarse al sector”.

“Esta reforma de la PAC no está centrada en la protección del agricultor”, ha reconocido Gabriel Mato. “Esta es más bien una PAC ciertamente política y, en gran medida, desvirtuada”.

“No podemos reformar la PAC centrándonos en cuestiones sobre las que podríamos pasar meses debatiendo, pero olvidándonos de los agricultores, porque son ellos quienes se juegan su futuro y no podemos dejarles sin expectativas”, ha defendido Mato. Esta iniciativa “no aporta soluciones claras a los factores que ponen en riesgo la supervivencia de un sector” que, en el caso concreto del archipiélago canario, por ejemplo, “vive con enorme preocupación cómo se les quiere reducir la ficha financiera del POSEI, avocándoles a la desaparición”.

Asimismo, el eurodiputado palmero ha puesto en duda también la idoneidad de esta nueva Política Agraria Común para asegurar la producción de alimentos de calidad a precios asequibles, uno de los principales objetivos de la PAC. “Si esta es el principal instrumento de la Unión para asegurar la suficiencia y la autonomía alimentarias del continente y evitar depender de lo que otros quieran vendernos, este no es el modelo”, ha puntualizado Gabriel Mato, para quien la PAC representa, ante todo, la asociación entre la agricultura y la sociedad, entre Europa y sus agricultores, “a los que no podemos dejar sin esperanza”, ha concluido.