Estrasburgo, 9 de junio, 2021.- El eurodiputado del Partido Popular, Gabriel Mato, defendió anoche, en el Parlamento Europeo, que es posible legislar para proteger la biodiversidad marina sin necesidad de penalizar a la pesca y a la acuicultura.

Mato criticó la intención de la Comisión Europea de cerrar el 30% de los océanos “con la disculpa de proteger la biodiversidad en un momento de especial dificultad para el sector pesquero”. Explicó que la propuesta de la Comisión sobre una nueva estrategia de la Unión Europea para la adaptación al cambio climático contempla como única herramienta la creación de nuevas áreas marítimas protegidas.

“Estas áreas no son la panacea ni deben ser el objetivo final. El objetivo debe ser mantener y restaurar la diversidad biológica”, confirma y añade que “la pesca y la acuicultura también son igual de víctimas del cambio climático”.

Gabriel Mato insistió en que “no se puede permitir que se utilice cualquier excusa para hacer una legislación cada vez más restrictiva para el sector”, todo ello partiendo de una realidad incontestable: el compromiso del Grupo Popular Europeo con los objetivos del Acuerdo de París contra el cambio climático, la creación de puestos de trabajo y el crecimiento sostenible.

Como punto importante de su intervención, el eurodiputado canario resaltó que una de las prioridades del Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y Acuicultura debe ser apoyar la innovación y las inversiones en prácticas y técnicas de pesca de bajo impacto, selectivas, resistentes al clima y de bajas emisiones de carbono.

Recordó que “el cambio climático afecta a la pesca en todo el mundo y la lucha contra este fenómeno, que ya es una realidad, es una tarea de todos. No deberían ser siempre los mismos, los operadores del sector pesquero, quienes paguen la factura de otros sectores que no actúan de forma responsable y colectiva”.

Para finalizar puntualizó que la legislación y las herramientas deben ser flexibles y dinámicas para responder y adaptarse a la rapidez con la que cambia el clima” y “debemos actuar ya o, como tantas otras veces, llegaremos tarde”.