Estrasburgo, 8 de junio 2021.- El eurodiputado del Partido Popular Gabriel Mato ha defendido hoy que la población de “Cuba no puede seguir siendo víctima de una tiranía sin escrúpulos” y ha añadido, además, que “Europa no debe ser cómplice de su juego”. Esa ha sido la principal conclusión de su intervención durante el debate de la resolución sobre los derechos humanos y la situación política en la isla.

Mato ha criticado que “algunos eurodiputados, que se autodefinen como progresistas, han traicionado los principios del Parlamento Europeo”, al mantener al tanto de los trámites relacionados con esta resolución a las autoridades cubanas.

Estas declaraciones del eurodiputado se producen a raíz de un documento, que se ha hecho público, según el cual un grupo de eurodiputados han vulnerado los principios de prudencia, confidencialidad, seguridad nacional y europea al comunicar a la Embajada de Cuba en Bruselas  las gestiones internas del Parlamento Europeo relacionadas con la tramitación de esta resolución.

“No podemos perder de vista -ha explicado- que los derechos humanos, la libertad, la dignidad y el bienestar de las personas están mejor representados y defendidos en una democracia”, por lo que “es inadmisible e intolerable” que existan este tipo de movimientos por parte de demócratas que representan a los ciudadanos en la Eurocámara.

Gabriel Mato ha argumentado sus declaraciones al recordar que “Cuba malvive por culpa de una dictadura que solo pretende perpetuarse en el poder, mientras manda emisarios a Europa que defiendan, blanquean y airean un sistema criminal e insulten a quienes lo denuncian”.

También ha aprovechado para recordar que cuatro años después de que el Parlamento Europeo aprobara el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (PDCA) que recoge que los derechos humanos están mejor representados y defendidos en democracia, sigue sin haberse producido ni un solo cambio significativo que permita mejorar la situación de los ciudadanos cubanos. “No ha servido para nada” y la prueba es que, a día de hoy, “se siguen violando los derechos humanos universales en Cuba; no hay alternancia política, ni elecciones libres y justas, ni respeto por el pluralismo político”.

Ha recordado que no ha habido ni un solo cambio significativo para mejorar el respeto hacia los los derechos humanos, la libertad, el pluralismo político, la dignidad y el bienestar de la población cubana.