Bruselas, 18 de marzo, 2021.- Los eurodiputados del Partido Popular Gabriel Mato y Francisco Millán Mon han pedido a la Comisión Europea que intervenga para proteger las inversiones que realizan las empresas eléctricas europeas en México, especialmente en materia de energías renovables, ante el grave perjuicio que causará la reforma de la Ley de Industria Eléctrica, aprobada hace dos semanas por el país latinoamericano.

En una pregunta por escrito a la Comisión, ambos eurodiputados inciden en que la reforma de la ley mexicana favorece a la Comisión Federal de Electricidad frente a las inversiones privadas, muchas de ellas renovables. De esta forma, no solo se perjudicarán a las inversiones europeas, sino que, de aprobarse definitivamente, también supondrá un freno al desarrollo de formas de generación energética más sostenible, como la eólica y la fotovoltaica, además de encarecer la generación.

A esta situación, hay que añadir que en este momento está pendiente el proceso de firma y ratificación de las negociaciones para la modernización del Acuerdo Global UE-México. “Esta puede ser una oportunidad única para defender los intereses de Europa” porque, según Francisco Millán Mon, “todo parece indicar que la reforma normativa vulnera el espíritu del nuevo acuerdo”.

Millán Món, que es el ponente del Grupo Popular Europeo para las relaciones con México dentro la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, explica que este es un país clave para los proyectos conjuntos de Latinoamérica con Europa. “En gran parte gracias a que a lo largo de los últimos 20 años México ha abandonado una posición nacionalista y proteccionista”, asegura. Ahora, según el eurodiputado popular, “la nueva Presidencia del país, parece poner en riesgo una relación que se ha forjado a lo largo ese tiempo”.

Por su parte, Gabriel Mato recuerda que la mayoría de las inversiones renovables corresponden a compañías europeas radicadas en España, Italia, Francia, Países Bajos, Alemania o Portugal. “Algunas de esas empresas ya han anunciado que descartan nuevas inversiones en México, como es el caso de la española Iberdrola, que en 2019 comprometió una inversión de más de 5.000 millones de dólares”, explica.

Otro dato muy significativo de la importancia que tienen las inversiones europeas en México es el proporcionado por la Secretaría de Economía del Gobierno mexicano, que confirma que la inversión extranjera directa recibida en energía eléctrica, de 1999 al tercer trimestre de 2020, ascendió a 17.675 millones de dólares, siendo la mayor parte de estas inversiones de empresas europeas.