Se encuentra usted aquí

La Eurocámara aprueba el ‘Informe Mato’ que adapta la normativa de pesca a la realidad local y garantiza la sostenibilidad marina

Martes, 16 Enero, 2018

Bruselas, 16 de enero de 2018.- El pleno del Parlamento Europeo aprobó hoy el Informe sobre Medidas técnicas para recursos pesqueros y protección de sistemas marinos del eurodiputado Gabriel Mato que propone adecuar la legislación vigente en materia de pesca a la realidad de cada pesquería y simplificar la normativa, garantizando la sostenibilidad del ecosistema marino.

“No hay mayor injustica que imponer las mismas reglas para situaciones diferentes”, reconoció ayer durante el debate previo a la votación el propio Mato, quien, tras 21 meses de intenso trabajo, 77 reuniones y “muchísimas horas de debate con la Comisión Europea, el Consejo, pescadores, científicos y ONGs, entre otros, ha conseguido presentar un texto ambicioso y equilibrado que regula cómo, dónde y cuándo pueden operar los pescadores.

“Ha sido un reto complicado”, reconoció el diputado del PP, porque se han tratado de simplificar 30 reglamentos; algunos de ellos con disposiciones que datan de 1998 y que con los años se han convertido en “una maraña legal cada vez más compleja, impracticable y rígida. Por eso, los pescadores reclaman nuevas medidas que se puedan adaptar a su realidad y la obligación de las instituciones europeas es no defraudarlos”.

En este sentido, el eurodiputado hizo hincapié en que la realidad actual nada tiene que ver con la de hace 20 años, “por lo que nadie duda ya de que su revisión es necesaria y urgente, especialmente teniendo en cuenta que se aproxima la salida de Reino Unido de la UE y el final de la VIII legislatura del Parlamento Europeo”.

En cuanto al papel de la UE una vez aprobado el ya conocido como Informe Mato, la gestión de las pesquerías se basará “en los resultados”, algo que implica una mayor flexibilidad para los pescadores y acerca la toma de decisiones a los operadores y a las autoridades locales, pero sin que las instituciones europeas pierdan el control de las líneas más importantes de las medidas técnicas.

Asimismo, Mato detalló que uno de los principales objetivos de su propuesta de medidas técnicas “es la reducción progresiva de las capturas de peces pequeños”. Para ello, se establece un periodo de un año, a partir de su entrada en vigor, para que los Estados miembros adapten las líneas maestras de la regulación a su realidad. Si transcurre este tiempo sin que lo hayan hecho, será la Comisión la encargada de establecer los límites de captura de peces pequeños para pesquerías clave.

Para el también eurodiputado popular Francisco Millán Mon, “la regionalización de las decisiones sobre las dimensiones de las redes y sobre el establecimiento de objetivos de reducción de las capturas de especies por debajo de las tallas mínimas es el camino más acertado. De esta forma se pueden ajustar las decisiones a la realidad de las diferentes pesquerías con la colaboración de los sectores concernidos".

"Las propuestas iniciales de la Comisión Europea en las materias antes citadas no tienen en cuenta suficientemente la situación real de muchas pesquerías y también carecen del necesario respaldo científico. Son dimensiones o cifras un tanto arbitrarias", añadió el diputado gallego, quien destacó que el ponente, Gabriel Mato, se había desplazado en dos ocasiones a Santiago de Compostela para contactar con el sector pesquero gallego; reuniones a las que él mismo le acompañó.

 

Criterios científicos

Ante la posición de algunos eurodiputados críticos con el Informe, que en las últimas semanas se ha intensificado hasta llegar a ser polarizadas y crear divisiones entre los diferentes Grupos políticos, Gabriel Mato aclaró que la aplicación de la normativa se basará en la aplicación rigurosa de criterios científicos, asegurando que su texto “ni elimina los objetivos cuantificables ni establece un objetivo general subjetivo, arbitrario y ajeno a criterios científicos para las pesquerías de todas las cuencas europeas”.

“Especialmente controvertido”, según explicó el propio Mato, ha sido el tema de la pesca eléctrica -conocida como pulse fishing-, practicada por los buques holandeses y autorizada en el mar del Norte de forma excepcional. Durante las últimas semanas, ha sido una cuestión que ha monopolizado el debate, auspiciado por una intensa campaña por parte de algunas ONGs y sus activistas dentro del Parlamento Europeo en defensa de su prohibición. El compromiso alcanzado en la Comisión de Pesca permitía el uso de la pesca mediante impulsos eléctricos o cualquier otro arte innovador que cumpla con las garantías necesarias. Finalmente, la Eurocámara ha aprobado por amplia mayoría la total prohibición de esta práctica pesquera.  

En cuanto a las reticencias sobre el papel de las administraciones locales y de los operadores en la toma de decisiones, el eurodiputado del PP defendió que “la buena gestión procede de la regionalización y no se debe presumir que los Estados miembros y las regiones, junto con los pescadores, no van a adoptar la regulación correctamente”.

Finalmente, Gabriel Mato agradeció el esfuerzo y la predisposición de todos los que han hecho posible que se haya aprobado su informe, tras lo cual comenzarán las negociaciones con el Consejo para lograr un acuerdo sobre el texto final del Reglamento. 

 

Enlace para el vídeo de la primera intervención de Gabriel Mato durante el debate del ‘Informe Mato’: https://youtu.be/9pGAxFQ6uaw

 

Enlace para el vídeo de su segunda intervención: https://youtu.be/MvK0djHVF4E