El eurodiputado ha enviado una carta a los ministros de Agricultura de Alemania, España, Portugal y Francia, y a varios comisarios europeos para que defiendan los fondos dentro del próximo presupuesto europeo

Bruselas, 27 de agosto de 2020.- “Mantener la ficha financiera del POSEI es el mayor desafío a corto y medio plazo al que se enfrenta el sector primario de Canarias y del resto de las regiones ultraperiféricas porque de ello depende su supervivencia”, aseguró hoy el eurodiputado del Partido Popular Gabriel Mato, tras enviar una carta a varios comisarios europeos y a algunos de los ministros de agricultura que se reunirán la próxima semana en Alemania para analizar las consecuencias de la pandemia en el futuro de la producción alimentaria.

En esa comunicación oficial, dirigida a los ministros de Agricultura de Alemania, España, Portugal y Francia, así como a los comisarios europeos de Agricultura, Presupuesto y Administración, y Cohesión y Reformas, Gabriel Mato es tajante al afirmar que la viabilidad de la producción local solo será posible si se mantienen los fondos.

Explica en su carta que por cada euro invertido, se generan tres euros adicionales, dato que demuestra la importancia de este instrumento para la economía local. “Sin el apoyo continuo de la UE, las producciones locales se vuelven vulnerables”.

De ahí la importancia de que “se mantengan los fondos del POSEI en el próximo marco presupuestario” y recuerda que todos los grupos políticos con representación del Parlamento Europeo defienden que no se reduzcan las partidas. Por ello espera que durante esta reunión prevista para el 30 de agosto y el 1 de septiembre, los ministros y comisarios a los que se ha dirigido defiendan que no se reduzca la ficha “ni en un solo euro”

Además, hay otros factores que ponen en riesgo el futuro del sector primario de las RUP. Como ejemplo, Gabriel Mato cita la estrategia europea Biodiversity and Farm to Fork. “Sus objetivos son legítimos y deseables, pero en estos momentos implican ahogar aún más a los productores locales de las regiones ultraperiféricas porque tendrían serias dificultades para adoptar los protocolos y directrices que se requieren”.

El eurodiputado reitera en ese documento las especificidades a las que tienen que hacer frente nuestros productores, como la lejanía y la fragmentación del territorio, como ejemplo de las dificultades con las que se encuentran para  competir en un mercado global frente a productos importados de bajo coste.

Gabriel Mato también traslada a los representantes de los Estados miembros y de la Unión Europea la importancia que tiene la agricultura en la vertiente social de las regiones ultraperiféricas. “El sector primario está intrínsecamente vinculado a la cultura y a las tradiciones locales, además de ser uno de los elementos que más importancia tienen en la configuración del paisaje de estas regiones que viven, fundamentalmente, del turismo”.